Los Mejores Abogados de Accidentes, Lesiones, y Compensación

¿Qué cosas debo o no decir si un ajustador de seguros me llama?

llamada-ajustador-seguros

Abogados de Accidentes Latinos Firma Broadway | 800-730-1111

Cuando una persona sufre un accidente, si ésta busca reparar sus daños, eventualmente tendrá que enfrentarse a hablar e incluso negociar con una compañía de seguros. 

En este sentido, si usted está en el proceso de hacer un reclamo legal para obtener una compensación, no querrá que su oferta se vea afectada por cometer errores al hablar con un ajustador de seguros. 

Es por eso que le hemos preparado una guía completa para que tenga toda las recomendaciones de nuestros abogados expertos en estas situaciones ¡continue leyendo!

¿Por qué es importante ser precavido al hablar con una compañía de seguros tras un accidente?

A pesar de que dicen proteger a las víctimas que han sufrido lesiones durante un siniestro, la realidad es que las compañías de seguros tienen ánimo de lucro y su principal objetivo es proteger sus propios intereses. 

Usted se preguntará ¿por qué? Pues, como son empresas que tienen como fin no perder dinero, cuando se trata de pagar compensaciones a las víctimas de accidentes, siempre intentan entregar la oferta mínima.

Son amigables, pero no están de su lado

Las compañías de seguros dan la impresión que están justo en el momento de una calamidad para ayudar a sus clientes y atender sus necesidades. Sin embargo, su principal función es la de beneficiar a sus accionistas. 

Si el perito que evaluará su caso de accidente trabaja para la compañías de seguros de la otra parte o para su propia aseguranza, su trabajo consistirá en minimizar sus daños y, por ende, su  oferta de reclamación.

Aunque estás empresas deberían actuar con equidad a la hora de evaluar un caso, no siempre es así. Por lo cual, es recomendable trabajar en conjunto con un abogado especializado en accidentes para que pelee por sus derechos de forma agresiva. 

Qué cosas no debe decir cuándo un ajustador de seguros lo llame

Dado a que los ajustadores de seguros son personas altamente entrenadas para maximizar las ganancias de su compañía, durante la evaluación de los casos harán todo lo posible por rechazar o entregar ofertas de compensaciones injustas a sus clientes. 

Sin embargo, todo dependerá de las pruebas que usted tenga a su favor y algunas cosas que debe evitar decir para obtener la indemnización que tanto merece. 

A continuación le mostramos cuáles son las cosas que usted no debe decir, ni afirmar bajo ninguna circunstancia: 

No admita la culpa del accidente 

En primer lugar y aunque parezca obvia, usted no debe nunca admitir la culpa si está en un proceso de reclamación legal. Incluso si considera que parcialmente fue responsable del siniestro.

Los accidentes de tránsito son complejos, aunque todo podría indicar que usted fue el culpable de los hechos, existen algunos factores que lo pueden eximir de la responsabilidad. 

En California, aunque usted haya sido parcialmente culpable de un accidente, todavía podría recibir una compensación, sin embargo, si deliberadamente admite que tuvo algo que ver, llegaría a ser imposible compartir la culpa.

No discuta la severidad de sus lesiones 

Otro tema importante que no puede mencionar es la severidad de sus lesiones sin antes consultar con un abogado. Hay una delgada línea entre subestimar y dramatizar sobre sus heridas antes de estar realmente seguro. 

Si usted pretende conseguir una oferta de indemnización justa, es vital que no dé un diagnóstico apresurado sin conocer realmente la extensión de sus daños físicos. 

Asimismo, decir frases como “estoy bien” o “no estoy herido” puede condenarlo a recibir una compensación mínima. En ese caso, si llegara a necesitar dinero por tratamiento para sus lesiones durante un tiempo prolongado, tendrá que sacar dinero de su bolsillo. 

No diga hipótesis sobre lo que ocurrió durante el accidente 

Cuando le pregunten sobre cómo ocurrieron los hechos, no ahonde en los detalles que van más allá de lo que usted vivió durante la escena. Es decir, intente no especular. Si usted hace esto, podría culparse a sí mismo involuntariamente. 

Si le preguntan sobre algo de lo que no está cien por ciento seguro, usted no está en la obligación de responder. En lugar de eso, puede decir “no sé”, esto es perfectamente justo. 

Por otro lado, tampoco culpe al otro conductor o persona involucrada en el accidente, ya que no le serviría de nada y esa persona podría colocarse violenta. Usted no quiere eso.  

No acepte la primera oferta que le propongan 

En la mayoría de los casos, los ajustadores de seguros ofrecen un acuerdo de compensación casi que de forma inmediata para usted. No la acepte, es una trampa. 

Dado que usted está sufriendo y es probable que necesite el dinero rápido, la compañía de seguros intentará aprovechar la situación proponiendo una oferta mínima, pero rápido para que usted no tenga tiempo de evaluar sus opciones. 

Antes de aceptar cualquier tipo de acuerdo, es esencial que se ponga en contacto con un abogado experto en casos similares al suyo. Usted merece recibir todos los daños compensatorios que atravesó como gastos médicos, salarios perdidos, daños a su vehículo, dolor y sufrimiento y más. 

No dé una declaración grabada 

Algo que intentará pedirle el ajustador de seguros es una declaración grabada. Esto se lo harán saber antes de hablar con usted, en esta situación, usted debe negarse. 

Es posible que en cuestión de segundos con tan sólo un argumento usted destruya todo el trabajo que sus abogados han hecho por su caso. 

Si sus declaraciones son grabadas, éstas volverán por usted y le atormentarán. Así que, una opción alternativa es suministrar una declaración escrita. Pídale ayuda a su abogado para redactar una y asegurarse de no cometer errores. 

Consejos para hablar con un ajustador de seguros después de un accidente de coche en California 

Ya le hemos mencionado qué es lo que no debe mencionar durante una llamada o entrevista con un ajustador de seguros. Si usted no puede evitar esta llamada, además de no mencionar ciertas cosas, también es necesario prepararse mental y físicamente para ello. 

Aquí le mencionaremos algunos consejos para que todo salga bien durante la conversación ¡chequee cada uno de los tips!

  • Sea breve y conciso: como las compañías de seguros tienen un plazo determinado de tiempo para evaluar el caso de las víctimas, es necesario que usted sea breve y conciso al dar detalles sobre sus lesiones. De lo contrario, podría perder el derecho a recibir una compensación. 
  • Mantenga la calma: intente mantenerse tranquilo y sereno durante la llamada. Recuerde que, si usted no recuerda algo, usted tiene derecho de decir “no sé” y si no se siente a gusto, puede pedirle que se comuniquen con su abogado directamente. Pero no parezca demasiado estresado cuando hable por teléfono, esto podría jugarle en su contra. 
  • Tome notas de cada detalle de la conversación: es vital que usted lleve el control de lo que se dice durante la conversación. Así que anote todo lo que el ajustador de seguros le menciona, incluso sus propias respuestas. 
  • Anote la información personal y de contacto del ajustador de seguros: en cuanto pueda, pregúntele al ajustador de seguros su nombre y apellido y número de teléfono en caso de que necesite hablar con él más adelante.

llamada-ajustador-seguros

¿Qué tienen en cuenta los ajustadores de seguros al evaluar una reclamación por lesiones personales?

Durante un proceso de reclamación legal, las víctimas deben ser proactivas y no ceder ante las ofertas injustas que intentan entregar las compañías de seguros para no perder dinero. 

Así que, para prepararse mejor, es necesario saber cómo piensan estos ajustadores y qué tienen en cuenta a la hora de evaluar cada caso. El perito tendrá en cuenta una serie de datos sobre usted en donde intentará encontrar el truco, entre esa información está: 

  • Declaraciones de sus daños. 
  • Inventario de los daños a su propiedad privada. 
  • Recibos de gastos de manutención y daños adicionales. 

Eso es lo principal que tienen en cuenta los peritos. Además, es común que también se acerque a su domicilio para hacer una inspección y conforme pasan los días hacerle preguntas se seguimiento.  

Es crucial estar preparado y con la ayuda de un abogado de accidentes que pelee por usted, sus intereses legales estarán protegidos. 

¿Cómo debería tratar a mi propia compañía de seguros? 

Ahora bien, ni siquiera pueda fiarse de su propia compañía de seguros porque todas estas empresas están cortadas por la misma tijera. A la hora de tramitar su reclamación, es probable que también actúe bajo su propio interés. 

Aún así, es necesario que usted notifique sobre el accidente, aunque no haya sido su culpa, porque al no hacerlo puede eliminar su derecho a una indemnización a través de un reclamo a su seguro en un futuro o si la cobertura de seguros del otro conductor es insuficiente. 

De igual forma que la compañía de seguros, asimismo usted debe tratar a su propia aseguranza. Recuerde los puntos que hemos tratado el día de hoy: no dé información de más, no acepte la primera oferta (sin antes haber consultado con un abogado), no admita la culpa ni dé nombres que no le han pedido. 

Finalmente, contacte a uno de nuestros abogados de la Firma Broadway si usted o un ser querido están atravesando una situación similar. Empiece a trabajar por recuperar su vida con nuestra ayuda. 

Consulte su caso con una Firma de Abogados Accidentes en California ahora mismo

Abogados de Accidentes Latinos Firma Broadway | 800-730-1111

Hablar con un ajustador de seguros y no tener éxito puede ser desalentador, pero no se preocupe, usted puede conseguir la compensación justa que necesita para sus lesiones con la ayuda de nuestros abogados especializados en accidentes.

Somos una firma legal de abogados latinos preparados para pelear por usted y conseguir las mejores ofertas. Además, trabajamos mediantes honorarios legales de contingencia ¡si usted no gana, no paga!

Contáctenos ahora para que empiece a construir un caso sólido y exitoso con nuestra ayuda. Además, puede solicitar una asesoría gratuita llamando al 800-730-1111 o llenando un formulario haciendo clic aquí